- En una breve introducción... hablamos de Internet -

El científico británico Tim Berners-Lee inventó y diseñó la World Wide Web en 1989. En esa fecha consiguió por primera vez la comunicación entre un cliente y un servidor, usando el protocolo HTTP. En 1992, tres años después, se pudo disponer del primer navegador gráfico, el Mosaic, una aplicación que permitía moverse con facilidad por Internet. Rápidamente se fueron incrementando las velocidades de conexión y apareciendo nuevos, más potentes y sofisticados navegadores como el Netscape, en 1994, al que podemos considerar como el primer gran navegador de carácter comercial y que fue rey absoluto de la red durante al menos tres o cuatro años.
En 1997 se produjo un hecho que de facto "puso de largo" el uso masivo de la red. En este año Microsoft lanzó su navegador Explorer, entregándolo de forma gratuita con el sistema operativo Windows y rápidamente llega a un dominio prácticamente absoluto de la WWW, de Internet para entendernos más fácilmente. Podemos considerar por tanto los dos últimos años del pasado siglo y los dos o tres primeros del presente como en los que Internet llega a su periodo de madurez y empieza a ser usado masivamente, primero por decenas, pronto por centenares de millones de individuos, de todas las edades, credos y nacionalidades, a lo largo y ancho de nuestro planeta tierra.
En Internet hay cabida para todo y entre este TODO pronto surgen numerosas plataformas que se dedican a estudiar, desarrollar, ¿inventar ó imaginar? y propagar algo por lo que muchos humanos, por algún extraño motivo o circunstancia, tienen una curiosa predilección: LA GENEALOGIA.
La Genealogía es, según el Diccionario de Real Academia Española de la Lengua, en su primera y segunda acepciones la "Serie de progenitores y ascendientes de una persona" y el "Escrito que contiene la genealogía de una persona." Fijémonos en esta segunda acepción: "Escrito que contiene la genealogía de una persona".

Y como es lógico este escrito puede ser también un escrito digital, fácil de escribir, fácil de publicar, fácil de difundir sin ningún tipo de control de lo que allí se pone o allí se dice. Y empiezan la búsqueda de antepasados, la larga cadena de ascendientes y descendientes… hay que lograr que todos tengamos entre nuestros antepasados a Cristóbal Colón, a San Luis -Rey Francia- o al mismísimo Napoleón….
Y las WEB's dedicadas a Genealogía proliferan en Internet como setas: algunas de carácter prácticamente universal como Geni, Geneanet, Geneall, The Peerage o My Heritage, otras de carácter nacional y limitadas a una determinada clase social, normalmente de alto nivel, como en España la de la Casa de Medinaceli, o las dedicadas a apellidos y familias provenientes de una especifica región en un estado como "Gure Arbasoak" o Euskalnet en España con dedicación prácticamente exclusiva a familias y apellidos relacionados con el País Vasco.

------------------------------------------------------

Pero entremos ya directamente en la materia objeto de este pequeño trabajo, no sin antes significar que las informaciones e imágenes que alimentan esta página han sido incluidas básica y voluntariamente por sus propios protagonistas en WEB´s de carácter genealógico, blogs y publicaciones digitales de diverso tipo y conocidas redes tanto sociales como de carácter profesional como FACEBOOK, PINTEREST, LINKEDIN, etc... Cualquier internauta, con una mínima dedicación, puede acceder a dichas informaciones fácil y libremente.

Simplemente tecleando en el buscador de GOOGLE el término "Alonso Pérez de Guzmán el Bueno Muguerza fotos" y pulsando sobre la fotografía situada en el ángulo superior izquierdo, el sistema nos devuelve la amplia panoplia que aparece a la derecha de estas líneas, con sus correspondientes enlaces a las WEB´s y plataformas donde están incluidas la correspondientes imágenes. También se puede acceder a las mismas tecleando en la barra de direcciones esta larga cadena de carácteres:

https://www.google.es/search?q=alonso+p%C3%A9rez+de
+guzm%C3%A1n+el+bueno+muguerza+fotos&tbm=isch&
source=iu&ictx=1&fir=8aeczJn6pBBRgM%253A%252CFHoDkK
_2g7w6oM%252C_&usg=__KdeQEsVVomqS6_rLonR2OvasmAg%3D&sa=
X&ved=0ahUKEwipnNia_tDZAhVCNxQKHRGQDa0Q9QEITDAI#imgrc
=XpQXzQr8RgoErM:


VIII.-"APDG. ¿MISTERIO O IMPOSTURA?"

Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, nuestra ya familiar Condesa, fallece en Madrid el día primero de octubre del año 2012 y su controvertida cesión de la Quinta de Torre Arias al pueblo de Madrid, ya suficientemente glosada en estas páginas, despertó la curiosidad de personas que acudieron -como no- a Internet para conocer con más detalle la personalidad de la protagonista de la luctuosa noticia.
Una de las primeras páginas que aparecían ante los curiosos, en cualquier búsqueda elemental, era la que WIKIPEDIA destina al título de Condado de Torre Arias, y que podemos encontrar en el siguiente enlace.

https://es.wikipedia.org/wiki/Condado_de_Torre_Arias

En ella se hacía, y hace referencia a que el anterior Conde de Torre Arias, el VII y padre de Tatiana, había contraído un tercer matrimonio con Alicia Muguerza y García-Moreno.



Posiblemente el mantenedor de dicha entrada en la "wiki" se había ya ilustrado en las numerosas WEB's de Genealogía que así lo informaban, mediante imagen y texto, como la reproducida sobre estas líneas y que ya fue incluida en la página en la que se glosaba al VII Conde de Torre Arias, pretendido protagonista de este enlace matrimonial.
Pero solo pocas fechas después ya allí alguien más avisado y en su apartado "Discusión", que podemos todavía hoy ver -en la dirección indicada bajo el texto- hacía el siguiente comentario:

Dudas
"No queda explicada la razón por la que Tatiana hereda el título de Condesa de Torre Arias. A la muerte de su padre Alfonso (el VII conde), sucedida el 22 de octubre de 1977, existía el hijo pequeño del mismo, de nombre Alonso Pérez de Guzmán el Bueno y Muguerza, nacido en 1967 fruto de su tercer matrimonio con Alicia Muguerza y García-Moreno, del cual hijo tampoco se da referencia en esta página. En el repetido año de 1977 todavía estaba vigente la preeminencia del varón sobre la mujer en la trasmisión de títulos nobiliarios y Alonso, que había nacido el 30 de octubre de 1967 (cuando el conde superaba ya los 77 años de edad), no tenía tampoco edad legal para efectuar ningún tipo de renuncia. Quizás son temas relacionados con el extraño dato de que en la esquela del VII conde, Alfonso, padre de Tatiana, figura su segunda mujer María Belén Ortiz y Urquijo como viuda y no hay ninguna referencia a su tercera mujer, Alicia Muguerza. Parece ser que Alonso Pérez de Guzmán el Bueno y Muguerza vive actualmente en Argentina en donde se le puede ver en actos sociales acompañando a sus tías, Manuela y Lidia, hermanas de su madre, la cual falleció en Guayaquil, Ecuador, el 19 de noviembre de 1995, a los 72 años de edad. También había nacido en dicha ciudad, siendo descendiente de Gabriel García Moreno, dos veces presidente del Ecuador y que murió asesinado durante su segundo mandato, en Quito en agosto de 1975. Se puede ver una foto de Alonso y sus tías, de agosto de 2011, en la siguiente dirección:

http://adriansalgueiro.blogspot.com.es/2011_08_01_archive.html

Datos todos estos que invitan a un mayor conocimiento, dado el interés que el legado económico de Tatiana y su fundación están teniendo en la sociedad, tanto madrileña como extremeña."


Podemos ver en WIKIPEDIA lo aquí comentado en la siguiente dirección:

https://es.wikipedia.org/wiki/Discusi%C3%B3n:Condado_de_Torre_Arias

Este comentario, realizado por el mantenedor de la página con fecha 4 de noviembre de 2012, parece perfectamente documentado salvo el pequeño error referido a que el asesinato del citado Presidente del Ecuador sucedió en el año 1875, no en 1975, como cualquier lector habrá podido fácilmente entender.


Incluimos aquí la imagen de Alonso acompañado de sus tías Manuela y Lidia Muguerza García-Moreno, imagen tomada en Buenos Aires, al parecer en alguna presentación artística u otro acto de carácter social, por el titular del citado blogspot. Pero si nos fijamos en la fotografía original y en la que hoy todavía se puede ver en el repetido blog hallaremos una pequeña diferencia, no en la fotografía en sí misma, sino en el pie de foto. En tanto que en la primera el nombre de Alonso aparece con sus apellidos, en la segunda dichos apellidos han sido convenientemente eliminados.
¿Por qué este extraño proceder?
Una de las periodistas que desde el suplemento LOC del diario EL MUNDO había seguido con más detalle todos los nuevos elementos de carácter social y económico que la desaparición de Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno implicaban trató de ponerse en contacto bien con el propio Alonso Pérez de Guzmán el Bueno Muguerza, bien con su tía Manuela Muguerza, a través de sus perfiles de Facebook, plataforma en donde ambos se mostraban bastante activos.
Pero este intento solo sirvió para que dichos perfiles fueran eliminados rápidamente, se intentara realizar apresurados cambios en diferentes páginas de Genealogía y desapareciese el detallado perfil que sobre Alonso se incluía en la plataforma profesional LINKEDIN.

En la doble imagen que aparece a la izquierda de estas líneas -que puede ser notablemente ampliada con solo pulsar sobre ella- podemos ver como la ficha de la plataforma genealógica GENEANET, mantenida por la tía de Alonso, Doña Manuela Muguerza García Moreno, en donde Alonso figura como hijo de su hermana Alicia y de Alfonso Pérez de Guzmán el Bueno y Salabert, VII Conde de Torre Arias, padre de nuestra Condesa, Tatiana.
Esta ficha, que es la que la WEB de GENEANET ofrecía en los días inmediatamente posteriores al fallecimiento de Tatiana es prontamente modificada y apenas unos días más tarde al solicitar al buscador de la plataforma que nos muestre la información referente a Alonso nos encontramos que nuestro protagonista ha dejado de existir para GENEANET, en la ficha derivada de la intervención de Doña Manuela, cuyo nombre y logo o símbolo aparecen en el ahora vacío espacio.

En otra plataforma genealógica -GENI- de parecidas características a la anterior la ficha de Alonso, que reproducimos más abajo, "va y viene" en función del tiempo trascurrido desde el fallecimiento de Tatiana, y la lógica perdida de interés que en los curiosos e interesados en el tema va produciendo el inevitable trascurrir de ese tiempo.
A la fecha en que se escriben estas líneas, la filiación de Alonso sigue figurando como lo hacía antes de los hechos que comentamos. En la ficha que abajo reproducimos no solamente se nos sigue diciendo que Alonso es hijo del VII Conde de Torre Arias si no que se nos aclara, por si hubiera alguna duda, que es "Medio hermano de Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno y Seebacher".
Curiosamente la fecha de la última actualización es del 29 de noviembre del año 2016, menos de un mes después de que falleciera Doña Manuela Muguerza García-Moreno, que era como ya hemos dicho la persona que se encargaba de "alimentar" las páginas de carácter genealógico. ¿Quién realizó esta última actualización?



En la imagen combinada que aparece bajo estas líneas podemos apreciar cómo se condensa ese "ir y venir" ese "borrar para luego volver a poner" de Doña Manuela, quizás algo preocupada por lo que sus afirmaciones en Internet pudieran originar, pero irreductible en lo que respecta sobre la filiación familiar, con más que razonables visos de ser totalmente imaginaria, de su sobrino Alonso.



Lo que es posible que Doña Manuela no conociera, al menos con precisión, es que de todos sus "movimientos" en las páginas de genealogía podía quedar un "logging" que indicaría a posteriori en que fechas, a qué horas y que es lo que se da de baja, altera o modifica y se da de alta, por primera vez o por repetida vez.
En el cuadro que hemos acompañado podemos ver como Doña Manuela da de baja, el 30 de noviembre, pocas semanas después de la muerte de Tatiana, al VII Conde de Torre Arias, pretendido padre de su sobrino Alonso, a la vez que elimina el "el Bueno" del apellido de este. El correspondiente resultado podemos verlo en el recuadro grande: Alonso ya no es Alonso Pérez de Guzmán el Bueno, ahora es solamente A. Pérez de Guzmán, el padre ya no es el que era o se pretendía que fuese, ahora el padre es solo un cuadradito con un doble signo de interrogación.
Para compensar nos hace saber ahora que la madre no solamente se llamaba Alicia, si no un nombre más complejo: Alicia Carmen Amelia Juana. Por nombres de pila que no quede.
Pero a Doña Manuela pronto se le pasa el miedo, o la preocupación, y así el 11 de enero -en dos diferentes actualizaciones- da de alta, no ya al "pretendido" marido de su hermana, si no que completa más el árbol familiar del mismo y da de alta a Tatiana, a su pobre madre "la nanny" y al hermano muerto durante la guerra civil española, Alfonso Pérez de Guzmán el Bueno y Seebacher, todo ello sin duda para que la filiación de su querido sobrino quede "más consistente".

Pero tampoco queremos aburrir demasiado al personal aportando datos e imágenes que seguro que están empezando a ser reiterativas. De hecho todo lo que antecede se puede resumir brevemente en los siguientes puntos.

1.- Doña Manuela Muguerza García-Moreno, de una ilustre familia ecuatoriana, difunde, aprovechando las facilidades que Internet presta para ello, y por las razones que posiblemente solo ella conociera, el supuesto hecho de que su sobrino Alonso, hijo de su hermana Alicia es también hijo del VII Conde de Torre Arias, de acuerdo con un imaginado y no especificado matrimonio (que hubiera sido el 3º para el Conde).

2.- Del presunto hijo conocemos su edad, pero no su nacionalidad ni lugar de nacimiento, datos que son curiosamente obviados en la información suministrada a todas y cada una de las distintas WEB's que doña Manuela alimenta.

3.- No queda clara la finalidad de dicha, seguramente imaginada y ficticia adscripción, que cuando es descubierta provoca al menos nerviosismo en la autora de la misma, que procura ocultar lo previamente difundido, para extrañamente y al poco tiempo reincidir en la publicación de la misma información.






Pero… ¿Quién es realmente Alonso Pérez de Guzmán el Bueno y Muguerza García-Moreno, nuestro protagonista?

LINKEDIN nos daba abundantes elementos acerca de lo que, según él mismo informaba al que quisiera leerlo, había sido hasta los momentos que nos ocupan hitos en su vida profesional y que aquí extractamos brevemente.
Alonso, nacido el día 31 de octubre de 1967, había recibido una educación que culminaba -no sabemos por cuánto tiempo ni con que titulación- en el London School of Economics and Political Science, dominaba con carácter bilingüe los idiomas español e inglés y tenía profundos conocimientos de los idiomas portugués, francés e italiano. También del alemán, aunque de este último en un grado algo menor.
Al terminar sus estudios, a los 21 ó 22 años de edad -en 1989- trabajó en Citibank por 4 años y en BNP Paribas por otros 5, siempre en Nueva York. En ambos bancos recogió numeroso éxitos profesionales, con espectaculares aumentos en las cifras de los negocios por él manejados, que constantemente supusieron incrementos acumulativos del orden del 40% anual.
Con este sólido background decide cambiar de aires y en 1999 se traslada a Ecuador, cuna de la familia de su madre Alicia -que ya ha fallecido en Guayaquil en noviembre de 1995- y en Quito trabaja para empresas como MACOSA y GPG Design International, empresas ambas de difícil seguimiento y evaluación sobre su dimensión o real importancia.
En Design International -siempre según sus datos- trabaja hasta el año 2007. Pero ya por esas fechas había anhelado convertirse en el conductor de sus propios destinos laborales pues en septiembre del año 2001 se había dado de alta en el SRI ecuatoriano (Servicio de Rentas Internas) como experto en "Educación de Tercer Nivel", fijando como sede de sus actividades una vivienda en la zona de Chaupicruz, muy próxima al centro comercial "EL Bosque", el mayor de Quito.
Es curioso que en la documentación manejada para esta actividad utiliza el nombre de Gabriel Alonso Pérez de Guzmán Muguerza, no el de de Alonso Pérez de Guzmán el Bueno Muguerza.
No le debían ir las cosas muy bien a nuestro protagonista pues sucesivamente pasa a prestar sus servicios (eso sí, y según se informaba en Linkedin, como copropietario) en dos empresas de no fácil identificación: "Círculo 55" y "Hope Founds". Tan es así que a principios del año 2008 decide emigrar a Buenos Aires e instalarse allí como propietario de una empresa dedicada a la gestión de patrimonios "Prívate Wealth". Alonso bautiza a la compañía con el acrónimo "PDEG" (un simple compendio de sus iniciales) y en Linkedin declara tener entre 11 y 50 empleados. El objetivo principal de este nuevo emprendimiento son los "Servicios de Asesoramiento, Dirección y Gestión Empresarial".
Recibe autorización oficial para el desarrollo de su actividad en los primeros días de julio de ese año 2008 y la nueva empresa se ubica en un apartamento de la calle Arenales, en el barrio de La Recoleta, posiblemente la vivienda que Alonso arrendó a su llegada a Buenos Aires.
Pero los tiempos son difíciles y en un escenario donde se ha iniciado ya una crisis económica mundial, agravada en la Argentina por su desastrosa y crónica situación financiera, política y social, el intento de Alonso -nuevamente Gabriel Alonso Pérez de Guzmán Muguerza en su documentación argentina- de abrirse camino en las actividades por él planeadas no parece poder llegar a buen término y nuestro protagonista se ve obligado a ganarse la vida con menos atractivas ocupaciones como la de impartir las típicas clases de inglés que algunas empresas organizan para sus empleados, antes del inicio o después de la finalización de la normal jornada laboral.

El periódico ecuatoriano "El Telégrafo" en su edición del miércoles 14 de diciembre del año 2011 publicaba una entrevista con Doña Manuela Muguerza, titulada "Una dama de otros tiempos", acompañada de una fotografía cuya miniatura aquí se incluye, en la que se desgranaba el origen del reagrupamiento familiar en la capital porteña. Su lectura es suficientemente explicativa para conocer el porqué y el cuándo de esta reagrupación familiar.


Podría pensarse con toda lógica que las dificultades que Alonso sufre para poder iniciar exitosamente una nueva carrera profesional en Buenos Aires y el hecho de que a sus ya más que cumplidos cuarenta años permanece soltero le animan a invitar y convencer a las dos hermanas de su madre, Manuela la primogénita y Lidia la menor, a abandonar Guayaquil en donde vivían y a reencontrase con su único sobrino en la capital argentina. Ambas mujeres son ya de muy avanzada edad y tienen graves dificultades de movilidad, sobre todo Manuela para la que es imprescindible el uso de silla de ruedas.
También parece que las dos hermanas disfrutan de una desahogada y confortable situación económica, por lo que todos los ingredientes para una exitosa reagrupación familiar están convenientemente servidos.


Para este reagrupamiento Alonso arrienda una vivienda en lo mejor del barrio de La Recoleta, uno de los más cotizados en Buenos Aires. Un apartamento situado en un edificio señorial construido en los años 30 del pasado siglo y que goza de cierta fama por haber sido allí en donde Evita vivió mientras era amante del general Perón.
En resumen, una localización de prestigio que además aportaba adicionalmente su cercanía a los agradables jardines inmediatos a la Iglesia del Pilar, facilitando así el rápido y cómodo acceso a este templo de sus tías, ambas practicantes y devotas de la religión católica.
Otra ventaja de este emplazamiento era su corta distancia a la Embajada del Ecuador, lo que les facilitaba extraordinariamente su contacto con otros expatriados de su misma nacionalidad y la gestión de los inevitables "papeleos", siempre imprescindibles para cualquier extranjero.



¿Cual es la vida de Alonso en Buenos Aires? Poco sabemos de ella: posiblemente la práctica del polo en algún Club de los dedicados en Buenos Aires a este elegante deporte, tan popular entre las clases pudientes argentinas, vida social con la colonia ecuatoriana, actividades varias en las redes sociales, creación de páginas en Pinterest relacionadas con imágenes de moda masculina, caballos y perros pequineses. También algunas colaboraciones en revistas digitales, como las que habría de realizar para la publicación digital venezolana "revistatodolochic.com", etc.….
Las dificultades económicas de Alonso parecen desaparecer con el reagrupamiento familiar. De hecho no renueva lo que podriamos llamar coloquialmente su "permiso de trabajo" y no tenemos noticia de que en sus "nuevos tiempos" haya dearrollado ninguna actividad laboral o profesional, al menos que dichas labores se hayan realizado con un caracter absolutamente particular.
Es cierto que poco sabemos sobre estos temas pero también es cierto que la investigación sobre la vida privada de Alonso tampoco es, en absoluto, el propósito de estas páginas. La vida privada de cada uno a cada uno pertenece y aquí solo estamos considerando y analizando las relaciones que hay o pudo haber, con materias ampliamente difundidas en Internet por sus propios protagonistas, en relación con la historia, sucesión y avatares del Condado de Torre Arias y el último titular masculino del citado título nobiliario.
De la que sí seguimos sabiendo es de Doña Manuela, conocimiento fruto de los numerosos documentos que referidos a ella, en una u otra forma, aparecen en Internet dada su asidua dedicación a la Red. Así podemos tomar contacto con sus opiniones y afirmaciones en distintas páginas de moda y en las usuales WEB´s de Genealogía, investigando y reconstruyendo los árboles familiares de variopintos personajes, bien de sus antepasados bien sobre otras personas sin ningún tipo de relación con lo que en estas páginas ha venido ocupándonos.
Si sabemos que la muerte de su hermana Lidia, sucedida el 3 de abril de 2015 y comunicada a sus amigos y conocidos, tanto en la propia Ciudad de Buenos Aires como distintas plataformas de Internet, mediante una nota en el Facebook de la Embajada del Ecuador en Buenos Aires, debió ser para ella un golpe del que ya difícilmente se recuperaría.
Aún así el 26 de octubre de 2015 la ya citada publicación digital venezolana "revistatodolochic.com" incluye una entrevista con ella, en la que aparece impecablemente vestida y maquillada pero ya con muestras de un posible delicado estado de salud.
Pero obstinada hasta el final, en la citada entrevista Doña Manuela sigue proclamando "su verdad", en los párrafos que de la misma hemos extraído y que pasamos a copiar literalmente:

"¿Cuál es el secreto para ser tan chic y elegante en la edad dorada? Cuéntenos un poco sobre usted.
-Ante todo, muchas gracias por el interés en mí. Fuimos tres hermanas en mi familia, siendo yo, la mayor; mi hermana Alicia, quien casó con el Conde de Torre Arias, padre de mi sobrino carnal Alonso Pérez de Guzmán el Bueno y Muguerza García-Moreno, la segunda; y Lidia, la última del matrimonio de nuestros padres. Diría, con total sinceridad, que de las tres, la más elegante siempre fue Alicia. Tenía un don natural para la elegancia, sofistificación y glamour, el cual se notaba no sólo en su vestir, sino en su humildad y sencillez en el día a día, y especialmente, en su trato hacia los demás."


Doña Manuela fallece el día 2 de noviembre de 2016 y es ahora, cuando termina su auténtico protagonismo en esta historia, cuando debemos contestarnos a las dos fundamentales preguntas que en ella se plantean.
1.- ¿Hubo un matrimonio entre el VII Conde de Torre Arias Alfonso Pérez de Guzmán el Bueno y Salabert y Alicia Muguerza y García-Moreno?
2.- ¿Alonso Pérez de Guzmán el Bueno Muguerza (o Alonso Gabriel Pérez de Guzmán Muguerza) es realmente hijo del VII Conde de Torre Arias?
Contestando con brevedad y sin ambages a la primera pregunta: el proclamado matrimonio es falso y puramente imaginario; ni hubo ni pudo haber matrimonio alguno. El divorcio en España no se permitió hasta junio de 1981, en el gobierno de UCD presidido por Adolfo Suarez, por tanto muy posterior a la muerte del VII Conde de Torre Arias, sucedida el 22 de octubre de 1977.
La esquela del Conde deja bien claro que a su fallecimiento le sobrevivió su segunda esposa Belén Ortiz de Urquijo; por tanto ese utópico matrimonio además de ser nulo de pleno derecho hubiera supuesto que el Conde incurriera en un delito de bigamia, castigado con penas de prisión, según lo previsto en el artículo 217 del Código Penal Español, cuya redacción, inamovible prácticamente a través de decenios es clara y taxativa:
Delitos contra las relaciones familiares
De los matrimonios ilegales
Artículo 217
El que contrajere segundo o ulterior matrimonio, a sabiendas de que subsiste legalmente el anterior, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año.
Respecto a la segunda: solo un análisis de ADN podría dar segura respuesta a este delicado tema. Pero en 1967, el año del nacimiento de Alonso, el VII Conde de Torre Arias era un anciano de 77 años y las referencias que de él se tienen nos lo presentan en esa época como una persona achacosa y de delicado estado de salud, que apenas salía de su casa salvo para dar paseos matinales por el barrio de Chamberí o para trasladarse -en épocas de buen tiempo- a su finca "Monte París", en Las Rozas, en donde se sentaba en un porche y dejaba trascurrir las horas prácticamente inmóvil, con la vista fija en el horizonte de el Monte del Pardo.
Por otra parte Alicia Muguerza tenía ya 44 años cuando nació su hijo. Y el año 1967 no es el año 2018, en donde hombre y mujer, con los adelantos de la medicina prolongan notablemente sus periodos de fecundidad. Por tanto dicha paternidad es totalmente improbable, difícilmente posible, pero -reconozcámoslo- no absolutamente imposible.

Otra posibilidad hubiera sido que el Conde, en una utópica y extraña relación con Alicia Muguerza (¿donde?, ¿como?, ¿cuando?) hubiera adoptado a Alonso pero en esta caso Alonso llevaría en su documentación legal el apellido completo de Pérez de Guzmán el Bueno y sabemos que, tanto en la República del Ecuador como en la de la República Argentina, en su filiación su primer apellido figura como Pérez de Guzmán -Pérez de Guzmán, solamente-, sin "el Bueno".
Quizás las dos palabras mágicas "el Bueno" guarden el secreto de este vodevilesco enredo. Como una hipótesis, simple hipótesis repetimos, pudiera haberse dado el caso de que el padre biológico de Alonso tuviera como apellido el de Pérez de Guzmán, simplemente.
Pérez de Guzmán ó Pérez Guzmán, a secas, es un apellido relativamente frecuente tanto en España como en diversos países de Hispanoamérica y en la mayoría de los impresos oficiales no hay suficiente espacio para escribir un primer apellido compuesto por cinco palabras que totalizan veinte letras más cuatro espacios.
Pero la prueba que más convencimiento lógico proporciona sobre que todo este tema no pasa de ser, repetimos una vez más, una extraña y absurda trama es la propia actitud de Doña Manuela, borrando datos apresuradamente cuando pensó que sus afirmaciones en Internet pudieran tener alguna consecuencia desagradable.
Bien pudiera ser que la fantasía de "el Bueno" se aplicara sobre una base parcialmente real, con el simple objeto de incluir un pretendidamente ilustre progenitor, un "blue blood", y dar lustre a la genealogía familiar, al parecer tan obsesivamente importante para la principal urdidora de esta, repetimos, absurda trama. Pero como decimos esta hipótesis es sólo eso: una hipótesis. El porqué de su reiteración en volver a poner en pie sus afirmaciones solo ella podría explicárnoslo y desgraciadamente ya no puede hacerlo.

Solo una última consideración. Podría aducirse que todo este vodevilesco enredo se debe solo a la fijación de una anciana, a las largas horas que sus limitaciones de movimiento la tenían enfrentada, como entretenimiento, a la pantalla de un ordenador; pero esto no sería totalmente cierto dado que cada cual tiene su parte de responsabilidad. Es el propio Alonso el que en su primitiva página de LINKEDIN, lógicamente manejada por él mismo y de forma personal, se adjudica el nombre de Alonso Pérez de Guzmán el Bueno y García-Moreno.
Él mismo hace uso de nuestro debatido "el Bueno", pero no solamente eso sino que hace desaparecer el primer apellido de su madre -Muguerza- para que figure como su segundo apellido el del que fue un importante Presidente del Ecuador. Así queda todo más largo, más lustroso, más preparado "pour épater le bourgeois". Su nombre completo como "Senior Private Wealth Manager (owner) en PDEG" queda constituido (otra vez contamos carácteres), nada menos que por nueve palabras (9), treinta y nueve letras (39) y siete (7) espacios intermedios. ¿Alguien da más?

Pero, a pesar de todas nuestras consideraciones, como tantas veces en la vida, terminamos casi en el mismo sitio donde comenzamos:

APDG… ¿misterio o impostura?